No hay nada que complemente más a la Mente de Programador que poner a punto sus programas y sistemas. Pero el desarrollar la Mente de Probador no está necesariamente vinculado a ser Programador, así como que para ser detective no hay que ser un criminal. De hecho, el probar y poner a punto puede y debe constituirse en el video juego preferido del Probador. Se derrocha adrenalina probando y arreglando, quizás más que programando.

El Probar es posiblemente más complejo que el Programar, ya que se tendrán que tener en cuenta muchos factores e incluso hasta eventos inesperados para poder decidir si un Programa o Sistema está listo para el trabajo para el cual se previó. Por eso es muy importante el desarrollar un variado tipo de Grafos Cerebrales antes de comenzar a probar, donde sin ambages y sin tanta precisión pongamos bien claro nuestras intenciones a corto plazo con cada prueba, las herramientas que utilizaremos, las que tendremos que desarrollar, etc.

En esta parte del curso iremos paso a paso tratando de crearos la Mente de Probador, desde lo más simple hasta lo más complejo.