En otros artículos he comentado que en 1972 yo estaba estudiando Matemática Pura y coincidí con el ya Dr. Pedro Valdés (Peter, como lo conoce todo el mundo) que estaba continuando estudios en Matemática para aumentar sus capacidades de trabajo en las Neurociencias.

Nos hicimos buenos amigos, estudiábamos juntos en el Parque de la Universidad, en las Aulas, en la Biblioteca, hasta que un día me dijo: "Mañana sábado te espero en mi casa para continuar".

Llega el sábado, voy a casa de Peter, toco el timbre, y en cuanto veo que me abre la puerta comienzo a hablar "que si X, que si Y, que si las Integrales, que las Derivadas, que el ejercicio tal no estaba correcto en el libro", etc., etc., etc. ...

Luego de más de cinco minutos el que estaba delante de mí se vira para atrás y dice "Peter, aquí te buscan" y yo me quedo sin habla, atónito, ¡si el que estaba delante de mí era Peter!.

¡Pues resulta que yo no sabía que Peter tiene un hermano jimagua que se llama Mitchell!.

Por aquellos años eran, como se dice, "igualiticos", y pasó cierto tiempo para que lograra diferenciarlos bien.

Solo imagino la de "maldades y trastadas" que deben haber hecho esos jimaguas en las escuelas y centros donde estudiaron...

Bueno, y así fue mi primer encuentro con el que con los años se convertiría en un investigador brillante y en el director del Centro de Neurociencias.

Gracias por su atención,

Octavio Báez Hidalgo.

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar